Amanda y Eduardo

Amanda y Eduardo transcurre en la Buenos Aires de los años ‘30 y cuenta la historia de Amanda, una mujer joven que sostiene a su familia viviendo como la “querida” de un hombre de clase alta. Pero Amanda se enamora de Eduardo: un escritor de clase baja que no puede ofrecerle sustento. A medida que Amanda se aferra más y más a su deseo, su familia se va hundiendo en la pobreza, hasta que la vida y el amor se vuelven insostenibles. La miseria corroe la integridad y el amor pierde sentido: no es otra cosa que un contrato para sobrevivir.

Amanda y Eduardo no es la historia de un amor. Es, más bien, una historia sobre el sometimiento, en donde el dinero es la fuerza que lo impone. El mundo que construye Discépolo es una tierra hostil donde la palabra no tiene valor, donde no hay lugar para el amor ni para el deseo. La cultura somete a las mujeres, reivindicándolas como heroicas cuando renuncian por su familia a su motor vital.

Dentro de la obra de Discépolo, la singularidad de esta pieza radica en que está centrada en el lugar social de las mujeres. En Amanda y Eduardo, Discépolo ahonda en un mundo poético y crudo a la vez, construyendo lo que él mismo definió como un idilio en 9 actos. Los personajes no son, sin embargo, más que rehenes de un mundo de infames en el que los billetes son los únicos amores que quedan.

Esta obra que escribí cuando tenía cuarenta y tres años me parece hoy -cerca de los ochenta- que, en la dificilísima sencillez de su forma,

logra la hondura geométrica de la vertical

Armando Discépolo

1967

Autoría: Armando Discépolo

Actúan: Magdalena Pardo, Piero Anselmi, Cecilia Sgariglia, Lucía Díaz, Mayra Mucci, Nicolás Van de Moortele, Paula Cohen Noguerol

Adaptación y Dirección: María Laura Laspiur

Asistencia de dirección: Romina Trigo

Producción: Alejandro Cardozo

Vestuario: Lara J. Cendoya Yussem

Escenografía: Julieta Italiano

Diseño de iluminación: Miguel Solowej

Música original: Guillermo Pesoa

Ilustración: María Laura Laspiur

Diseño Gráfico: Eduardo Cazaubon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *