La virgen del colibrí

      Un matrimonio mayor que tiene un almacén de suelas en Boedo, CABA, vé su vida alterada cuando una muchacha embutida en un anorak azul dice ser la Virgen del Colibrí. Puede tratarse de una pobre loca suelta como hay tantos, pero ella en su discurso toca un punto neurálgico de la pareja: les anuncia que tendrán un hijo, justo ellos que hace pocos años perdieron al único que tenían, a la edad de 30 años. La Virgen del Colibrí, indiferente al dolor pasado, les dice que este hijo vendrá y que cuando el anuncio sea cumplido, ellos deberán alzarle una capilla en el barrio de La Boca.  La esposa, Tesy, se muestra más permeable a la idea, pero su esposo, Gersón, no. Además de todo lo milagroso o psicótico del anuncio, ellos son judíos. Bueno sería que ahora empezaran a creer en la Virgen María.

Ocurre entonces que el milagro ocurre y ocurre de la forma menos esperada, como lo hacen siempre. El milagro le devuelve la alegría a Gersón y sume a Tesy en la decepción. La realidad no está hecha de pequeños milagros, sino de interpretaciones voluntariosas.

La Virgen del Colibrí cuenta una fábula religiosa, actual, que podría pasarnos a cualquiera de nosotros, si dejáramos que nos pasara. A la manera de La leyenda del Santo Bebedor de Joseph Roth, esta historia quiere hablar de cuánto depositamos en la magia, para darle sentido a nuestras vidas.

Autora: Patricia Suárez

Actores: Elena Petraglia, José María López

Escenografía: Ana Díaz Taibo

Producción: Alicia Nakano

Asistente de Dirección: Gabriela Arata

Puesta en escena y dirección general: Claudio Aprile

RESERVAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *